domingo, 30 de mayo de 2010

Lanzamiento de GMT

Durante mis vacaciones suelo "desconectar" bastante. La desconexión incluye a menudo un contacto muy escaso con internet. Por ello he de dedicar unas líneas a agradecer a C_M que me informase de esta noticia de GMT, en la cual anuncian la reimpresión de 5 juegos antigüos. La reimpresión en sí no es ninguna novedad. Lo que sí es nuevo es que en todos estos juegos se haya decidido proceder a la reimpresión independientemente de la cantidad de preordenes acumuladas, y que en estos 5 juegos se haya decidido incrementar la calidad de lo ofrecido mediante tableros "montados" (o "sólidos"), doble grosor de las piezas, expansiones incluidas (y cajas más gruesas para soportar el peso añadido) sin incremento de coste para los que lleven a cabo una orden anticipada.

Hace cosa de un año, había aprovechado la OA que puse sobre el Twilight Struggle para poner otra sobre Sword of Rome. En aquel entonces este juego tenía acumulados unos doscientos y pico pedidos, y estimaba que tendría por lo menos dos años por delante antes de que llegase al corte (500 pedidos) y con ello mucho tiempo para pensarlmelo. Ahora, sin embargo, el juego me llegará posiblemente en Diciembre, y con unos añadidos (tablero sólido y expansión para 5º jugador) que deseaba pero no me esperaba.

"A caballo regalado, no le mires el dentado". He decidido mantener la orden sobre SoR, y me he tomado un tiempo para examinar más detalladamente este juego consultando su reglamento y un listado de las cartas. Es un CDG que se supone está bastante inspirado en el "Hannibal", lo cual no quiere decir nada bueno ni malo, porque el sistema que tan bien se adaptaba a la situación de aquel juego puede no adaptarse bien a este. La verdad es que si que es cierto que en algunas cosas - como la activación de generales para moverse, y la colocación de marcadores de control - es prácticamente igual que aquel juego legendario. Pero difiere en otras muchas cosas.


En primer lugar, el juego es multijugador. Hay cuatro potencias: Romanos, Griegos, Galos y Samnitas/Etruscos; más una quinta, Cartago, que puede utilizarse en caso de que haya un 5º jugador disponible. Todos ellos luchan y mueren en un tablero-mapa de "punto a punto" que abarca la península itálica, Corcega, Cerdeña Sicilia y Tunéz. La forma de ganar es la misma para todos menos para los galos: conquista de ciudades. Los galos, por su parte, ganan mediante acciones de saqueo de ciudades.

Está es tan sólo una de las características especiales de uno de los bandos en liza. Porque otro de los elementos de este juego es la disparidad de cada uno de los jugadores. Si bien están todos sometidos a un mismo reglamento, el mazo de cartas que dispone cada uno es separado e independiente (de unas 38 cartas para cada jugador). También cada uno tiene un "poder" o "habilidad" personal de entre los cuales llama la atención el romano: pueden fundar colonias, y cada una de ellas provee de un refuerzo adicional por turno. Si el jugador romano consigue crecer lo suficiente puede lleguar a tener una tasa de refuerzo imparable.

Suena bien, pero tengo mis reservas. El sistema de resolución de combates tiene algunas críticas acumuladas. El mayor problema, no obstante lo he visto tras leer las cartas. Tengo la sensación que contienen muchos eventos que permiten fastidiar a otro jugador, incluso si está lejos del alcance de las propias fuerzas. La consecuencia de esto puede ser que si un jugador consigue cierta ventaja, sería muy fácil para todos los demás perjudicarle "a distancia" para tirarle abajo. Así la estrategia consiste en no destacar, mantenerse en el pelotón, e intentar hacer una carrera por puntos hacía el final de la partida. Otro inconveniente es que las partidas a lo mejor pueden llegar a durar mucho tiempo.

Otra cosa que me llama la atención es lo diferente que puede ser una partida con 5 jugadores de una con cuatro. En este último caso Cartago acaba siendo invariablemente aliada de Roma, mientras que con 5 jugadores eso queda al libre albedrío del jugador cartaginés.

Aprovechando la oferta, consideré la compra de otros juegos de la misma. El que llamó mi atención fué "Here I Stand". En el último año hemos jugado mucho al Napoleonic Wars. Esta claro que juegos CDG multijugador son una preferencia de nuestro grupo de juego, y quería introducir un poco de variedad, después de unas 12 partidas de NW. Descargé las reglas, el "playbook" y los textos de las cartas, y me dispuse a analizar el juego por si valía la pena comprarlo.


El sistema básico de HIS está copiado de NW, y el mismo autor reconoce la influencia. Hay algunas diferencias, naturalmente. No es posible hacer grandes campañas de movimiento como en NW, ni combinar dos cartas en una jugada. Las campañas son más lentas, en cuanto uno se tropieza con una fortificación se tiene que detener y no puede empezar a asediarla hasta la jugada siguiente, para lo cual, además, se necesita una línea de comunicación. Las fortificaciones no dan puntos de victoria de por sí, pero son imprescindibles como lugar de concentración de fuerzas en la fase intraturnos. Por lo demás, el sistema de combate, asedio, movimientos y reacciones al mismo están algo simplificadas respecto a NW.

La parte más entretenida del juego es que cada jugador - hay 6 potencias - tiene algo que hacer por su cuenta para conseguir PVs. Así no se trata de una carrera "todos contra todos" a por claves como en NW. El inglés gana teniendo hijos, el francés convirtiendo chateaus, Habsburgo explorando América, el turco pirateando, y el Papa y el Protestante mantienen una querella religiosa en la que intentan convertir espacios a su confesión y desgraciar a personajes (debaters) del oponente en duelos. Es está última parte la que me parece más complicada y engorrosa de seguir.

El sistema diplomático me parece más sólido y mejor construido que en NW. Permite hacer más variedad de cosas, pero establece penalizaciones por algunas de ellas. Los dos mayores inconvenientes que le he visto al juego es que sólo es jugable eficientemente con 6 jugadores, y las partidas posiblemente tengan una duración muy larga. Seguramente haya que retirar algunas cartas inútiles del juego, pero ese trabajo ya está hecho por CFarrell en su blog. Aún así, he decidido incluirlo en mi pedido.

Esta repentina oferta de GMT me ha dado que pensar. Después de un montón de años en los cuales las calidades materiales de producción - tableros y fichas - dejaban algo que desear, aunque los juegos (no todos) en sí fueran buenos, ahora de repente esto. Los tableros sólidos son la más importante de las mejoras, tanto en terminos de coste para el productor, como en terminos de jugabilidad. Ahora puedo meter el juego en una caja y llevarmelo a cualquier parte, en lugar de ir arrastrando detrás mía una incómoda plancha de material transparente. C_M ha supuesto que GMT ha trasladado su producción a China. Algunos americanos se habrán ido al paro, pero si me ofrecen un tablero sólido, no puedo evitar comprarlo. No soy un patriota americano, como los de MMP que dejan bien claro en sus cajas: "Proudly made in the United States of America".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada