sábado, 28 de enero de 2012

Lord Jim

Me encontraba yo sin mucha inspiración para escribir, cuando un día de estos un hombre que tenía bajo su responsabilidad un barco y las vidas de los pasajeros de éste decidió saltar y salvarse abandonando a las personas que tenía a su cargo.
Y es que lo que acabo de contar es el argumento de inicio de mi novela favorita: Lord Jim, por Joseph Conrad.
Lord Jim fué mi primer contacto con la obra de Joseph Conrad. Es mi autor favorito de ficción, y al mismo tiempo considero que no es fácil leerlo. En casi todos los libros suyos que he leido he interrumpido la lectura a mitad de la obra, para retomarla desde cero algún tiempo más tarde. Esto fué lo que me sucedió también con Lord Jim. Y es que, aunque la narración contenga acción y aventuras, las obras de Joseph Conrad se basan sobre la construcción de las personalidades de los personajes. Los conflictos y dramas que se desarrollan en la historia son tanto internos - dentro de la psique de cada personaje - como externos, reflejados en eventos muchas veces dramáticos. ¿Son las obras de Conrad novelas de aventuras?. Yo diriía que sí, son novelas de aventuras, pero novelas adultas de aventuras.

Otra característica de Lord Jim que también se da en muchas otras obras de Joseph Conrad es la del narrador-conversador. La historia no nos la cuenta directamente un narrador omnisciente que no está implicado para nada en la misma. Este narrador omnisciente existe en estas obras, pero únicamente aparece brevemente para presentar la escena en la cual otro narrador es el que cuenta la historia el mismo a una audiencia de varias personas. Este "narrador-conversador" generalmente no tiene otra participación en la historia que está contando más que el haber conocido personalmente a algunos de sus protagonistas. Conoce no obstante detalles intimos de ellos, y su nivel de conocimiento de la historia es casi igual al del narrador omnisciente. En Lord Jim este narrador es el capitán Marlow, quién aparece como narrador en otros muchos relatos de Conrad. La técnica del narrador-conversador riza el rizo en Lord Jim en la parte final de la obra, cuando Marlow narra a su grupo de oyentes lo que otro narrador-participante le ha contado a su vez, palabra por palabra.

Siendo Lord Jim mi obra favorita, para aquellos que deseen iniciarse con Conrad les recomiendo mejor que lean "El Corazón de las Tinieblas". Es una obra más corta, más directa, y el propio narrador es protagonista de la historia: el mismo capitán Marlow.

Las narraciones de Joseph Conrad no están tan llenas de acción ni emoción como las de Arturo Perez-Reverte o George R.R. Martin, cuyos 5 libros de la saga "Canción de Hielo y Fuego" me he leido de un tirón este otoño. Los de Conrad son libros mucho más complicados de leerse hasta el final. No creo que estén al alcance de todo el mundo. Pero cuando se consigue acabar, una de las obras de Conrad resulta muy gratificante y le da mil patadas a Carlos Ruiz Zafón y demás.

En fin. Es mi autor y mi novela favoritos, y por ello era necesario que tuvieran un lugar en este blog. Las recientes desventuras del capitán Schettino han rescatado de mi memoria este libro que leí con agrado hace años, y que seguramente vuelva a leer. Desde luego, es el libro perfecto que debería estar leyendo el capitán italiano de moda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada