lunes, 12 de enero de 2015

Friedrich. Primera sesión del 2015 y Recopilación del 2014.

En diciembre no hubo reunión oficial del Club Friedrich de Galapagar, pero aún así me las apañé para jugar cuatro partidas que resultaron en una victoria para mí y tres para Ringard. De estas últimas sólo cabe decir que se las pusieron en bandeja otros jugadores o el mazo del destino.

Así que la primera sesión del año 2015 comenzó en la mañana del 10 de enero en nuestro lugar de reunión habitual. El Polideportivo de Galapagar.

En esta ocasión nos reunimos por la mañana un número algo incómodo. 6 personas. Así que nos dividimos en 2 grupos de 3 en el que uno jugaba a Friedrich y el otro a Maria.

Ringard como Prusia, C_M como Austria, y V. como Francia-Rusia jugaron la partida de Friedrich que no seguí con detalle. Fue una victoria holgada para Prusia, con un abandono temprano de Francia y ninguna reducción de subsidios en los 18 turnos que tardó en resolverse la guerra. Aún así Ringard combatió bastante, y su mazo de cartas prusiano estaba bastante reducido. Ello se debió a que Austria atacó de manera persistente y sin miramientos a sus propias bajas, llegando a perder simultáneamente 4 generales por falta de suministro. En el turno 5 tuvo un combate con el prusiano con una pila de 3 generales y 24 tropas austríacas en el que se revelo que no tenía una sola carta en diamantes. Parece que a pesar del peligro logro evitar un sopapo tremendo esa vez.

En la partida de Maria nos sentamos yo como Prusia-Pragmático, Flojich como Austria, y JM como Francia.

Esta era la 2ª partida de este juego para JM. 5 días antes había jugado la 2ª, asimismo como Francia, y la había ganado. En esta ocasión se repitió el resultado al final de 9 turnos.

Como Prusia jugué algo tímidamente. Lo hago siempre porque temo que si meto demasiada presión a Austria, sufra un desgaste muy severo de cartas por los combates y el hostigamiento de los húsares. Mi cautela se vio en cierto modo recompensada cuando al amagar un ataque para intentar conquistar la última fortaleza en Silesia Flojich accedió a rendirme la provincia en el turno 5 sin haber llegado a combatir por ella.

Un punto de inflexión llegó durante la votación a emperador. En ese momento varios ejércitos austríacos se cernían sobre Baviera por el este y el oeste, Arenberg había abandonado el mapa occidental, y ambos candidatos se encontraban empatados a 4 votos. Me tocaba a mí negociar por mi decisivo voto de Brandenburgo. Lo hice mal, extraje de Francia una promesa de no llevar fuerzas del teatro oriental al occidental hasta el turno 8, algo que posiblemente él no pensaba hacer de todas formas. La corona imperial y su correspondiente punto fueron para Francia. Más tarde acordamos que tenía que haber obtenido algo más, como un subsidio para Prusia de Francia, o uno de Austria para los Pragmáticos.

En 1743 las cosas se torcieron y el juego mostró finalmente esa tendencia que tiene a precipitar su propio final. Mi falta de tino permitió a Austria comprar una carta política que metía a Sajonia en la guerra en su lado y al mismo tiempo retiraba uno de mis generales del tablero. El general sajón metió la directa y logró conquistar Magdeburgo. Un general prusiano salió en su persecución de Silesia para conquistar Dresde y Bautzen, privando así a Sajonia de cartas y su centro de reclutamiento. Un general austríaco que iba en apoyo del sajón fue derrotado y muerto por hambre. Al final de la partida, el prusiano que había partido retornó al mapa y el sajón estaba irremediablemente atrapado cuando terminó la partida.

Este fin llegó por lo que sucedió en el frente occidental. En el turno 8 cometía un error al meterme en un combate en tréboles en Holanda contra el francés. Agoté prácticamente todos mis tréboles - el único palo en el que precisamente Francia estaba fuerte - y al final jugué una reserva para aceptar una retirada de un espacio.

En Friedrich ya tengo aprendido que hay que mirar bien antes de aceptar una retirada, y que las retiradas de un espacio - aunque baratas en apariencia - no siempre son buenas. En este caso la retirada me situó en Tilburg, al sudeste de Breda, donde al turno siguiente Francia me acorraló y destruyó dos generales. 

De repente, los Países Bajos estaban a merced de los Borbones y Francia estaba a un único marcador de la victoria. En vano intentamos tanto el Pragmático como Austria inflinjir una derrota a Francia que invirtiese las tornas. Pero fue en vano. El año 1744 comenzaba con Francia llevando a cabo su movimiento de victoria automática.

Mientras que Friedrich es un viejo conocido que me tengo bastante trillado, y en el que me encuentro pocas sorpresas, jugando a Maria me encuentro en plena "Era de los Descubrimientos". Aprecio con cada nueva partida nuevas tácticas y estrategias refinadas que no había visto antes. En esta partida en particular, aparte de enseñar una vez más lo importante que es negociar - algo que olvidamos por estar demasiado acostumbrados al Friedrich - JM dio una lección de como mantener retiradas constantes recuperando las bajas gracias a las cartas de evento con refuerzos.

Por la tarde quedamos Ringard, yo, JM y Will para una partida de Friedrich con el plantel completo de 4 jugadores. A sabiendas de que mis tres amigos carecían de ánimo para jugar como Prusia, me ofrecí voluntario para tomar este papel protagonista en esta partida. Ringard se quedó con Francia, JM con Austria, y Will con Rusia.

La partida fue un paseo para mí en muy buena medida por el abandono de Rusia al final del turno 7. ¡En buena hora!. Will es muy hábil combinando a Rusia y Suecia en una tenaza agobiante y en esta ocasión no se quedó manco. En el momento de la muerte de la zarina me estaba quedando acorralado y sin opciones, mi mano de tréboles no era muy grande, mis diamantes más o menos igual, y necesitaba los corazones porque el hannoveriano se había evaporado en el turno 2. Posiblemente hubiera tenido que combatir contra Rusia con mis picas, que era el palo que estaba manteniendo a Austria a raya en Silesia en ese momento. Pero lo dicho, la muerte de la zarina me salvo del dilema y de la crisis.

Robe una fabulosa cantidad de picas desde el primer turno, y por ello decidí abandonar Sajonia y concentrar la defensa en Silesia, en Breslau. Allí JM no se atrevió a atacarme hasta 4 turnos del final. Evidentemente, él no tenía apenas picas. No podemos echarle en cara su falta de agresividad porque lo cierto es que con la marcha de Rusia la situación estratégica no estaba como para lanzar cohetes y tal vez hubiera dado igual, pero por otra parte expuso demasiado al Imperio. El pobre Hildi fue levantado del tablero en 3 ocasiones. Dado el parón austríaco en Silesia, hacer todo lo posible para procurar una victoria imperial era la mejor baza en la mano de JM.

Un 12 y un 4 de corazones en la primera mano hannoveriana y la aparente imprudencia de Francia al avanzar con sus generales #1 y #3 llevaron a la debacle hannoveriana en el turno 2 que ya he citado antes. A pesar de eso, los hannoverianos retornaron para dar por culo hostigar al francés y obligarle a gastar en torno a 50 puntos en corazones. Las piezas azulclaro entraban y salían del tablero como si fuesen en una cinta transportadora. La mano hannoveriana se evaporó hasta la última carta, pero gracias a eso obtuve el tiempo necesario para acumular corazones con Prusia y prepararle una recepción al galo. Justo antes del abandono francés (turno 17, creo) una pieza austríaca se encontraba en el área de Magdeburgo, pero es una situación que he ensayado muchas veces y tengo cierta mano para situarme de manera que el austríaco bloquea al francés o viceversa.

Con poca emoción la partida terminó en el turno 20, y así concluyó la primera jornada de Friedrich de 2015.

**********
No quisiera irme sin repetir antes el mismo servicio que ya llevé a cabo el año pasado y agrupar aquí los enlaces de todas las sesiones de Friedrich de este blog del 2014.

Sesiones regulares del club en 2014 han sido las de:


Y aparte, están mis reseñas del apenas brillante papel que jugué en las dos competiciones de Friedrich de este año, el CAFE 2014 y el Campeonato Mundial de Berlin de 2014. ¡En esta última hubo un ganador español!.

Aparte de eso, hay también un par de partidas más comentadas con reseñas de las partidas de otros juegos, pero esas ya no las incluyo.
-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada